El 1 de enero ha entrado en vigor un cambio normativo en el IVA respecto al comercio electrónico en la Unión Europea. En la mayoría de los casos, se aplicará el tipo vigente en el país de residencia del cliente. Pero hay excepciones.

Aunque el comercio electrónico está creciendo en nuestro país, el gasto medio de los españoles aún está muy por debajo de los vecinos europeos: 865 euros al año frente a los 1.243 euros. Por este motivo, las tiendas online están poniendo su vista en la Unión Europea.

Esta alza global del e-commerce ha obligado a la UE a regular esta actividad. Así, desde el 1 de enero, se aplicará en la mayoría de los casos el IVA del país de residencia del comprador. Sin embargo, esta normativa cuenta con diferentes excepciones que son importantes que una pyme conozca para no tener problemas en el momento de la facturación. Con este objetivo, la Asociación Española de la Economía Digital ha editado una guía gratuita para facilitar a los pequeños comerciantes el trabajo con clientes de fuera de España. El organismo explica tres tipos de ventas:

De productos y servicios a otra empresa. No tiene que facturar con IVA siempre que el cliente se lo repercuta. Para ello, ha de proporcionar un número de código de identificación fiscal válido.



Página 2 de 2
« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. Política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio

EU Cookie Directive Plugin Information